Comunidades Seguras afloja postura en casos de tránsito

El Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) anunció ayer, que no mantendrá bajo su custodia -hasta que exista una condena-, a personas que han cometido violaciones de tráfico, identificadas a través del programa Comunidades Seguras.

Los arrestos de personas por delitos menores ha resultado en su deportación inmediata, lo que ha generado críticas.

Los arrestos de personas por delitos menores ha resultado en su deportación inmediata, lo que ha generado críticas.

Foto: Archivo
PUBLICADO: EST Apr 28, 2012 3:00 am EST
WASHINGTON, D.C.- El Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) anunció ayer, que no mantendrá bajo su custodia -hasta que exista una condena-, a personas que han cometido violaciones de tráfico, identificadas a través del programa Comunidades Seguras. Luego de cinco meses desde que un grupo de trabajo emitiera un informe sobre las deficiencias del sistema, ICE respondió a las críticas, a través de un documento obtenido por La Opinión. Ahí, la agencia reconoció que acciones de control de seguridad basadas sólo en ofensas menores de tráfico, "no corresponden a un uso eficiente de los recursos del gobierno". "Para individuos que han sido arrestados sólo por violaciones menores de tránsito, que no han sido condenados por otros crímenes y que no corresponden a ninguna de las categorías prioritarias de ICE, la agencia sólo considerará una orden de detención tras una condena por una ofensa criminal menor de tráfico", detalla el documento. No se consideran bajo esta categoría, delitos como conducir bajo la influencia del alcohol, escapar del lugar del accidente y conducción imprudente, que resulte en lesiones a personas u otras violaciones que tengan el potencial de causar una herida seria o daño al público. Pero, de acuerdo a Benjamin Johnson, director ejecutivo de American Immigration Council, quien integró el grupo de trabajo de Comunidades Seguras, la mayoría de las recomendaciones no fue considerada. "Les pedimos que no emitieran órdenes de detención en casos de violaciones de tráfico. Este anuncio no es una reforma efectiva al programa de Comunidades Seguras...Creará confusión a nivel local …Este es un cambio que la agencia ya estaba considerando con anterioridad, me hubiera gustado verlos ir más allá", comentó. Al explicar la nueva política a La Opinión, un alto funcionario del Departamento de Seguridad Nacional, detalló el proceso y aseguró que la agencia no buscará una deportación, en casos de ofensas de tráfico. "Lo que ocurrirá ahora, es que cuando el juez estatal diga que la persona puede ser liberada, pero necesita presentarse en la corte en un determinado tiempo, quedará libre y no pasará a la custodia de ICE", especificó. "Si luego el individuo recibe una condena, técnicamente será notificado en libertad y debido a eso….. para simplificar esto un poco…. ICE no volverá a verlo de nuevo…. Porque la forma en que estábamos accediendo a estas personas, era a través de la cárcel, pero ahora, no los veremos por completo", agregó el funcionario. No obstante, a líderes pro inmigrantes como la directora ejecutiva de CHIRLA, Angélica Salas, les hubiera gustado ver por escrito, que la agencia no detendría del todo, a personas con violaciones de tránsito. "Acá no han arreglado nada, lo único que quieren es cambiar su imagen. Comunidades Seguras debe ser eliminado. La mayoría de las recomendaciones del grupo de trabajo no fueron aceptadas", enfatizó. "Por ahora, lo más seguro es que si una persona es detenida, no diga su país de origen ni estatus migratorio, se mantenga callado y busque a un abogado", insistió. El documento de ICE detalló además, que en el caso de las ofensas menores de tránsito, la agencia continuará utilizando el criterio de discreción procesal, que fue anunciado en junio de 2011, donde se especificaron como prioridades de deportación a gente que amenace la seguridad nacional, criminales con delitos graves, entre otros. En la actualidad, si un indocumentado, por ejemplo, es detenido manejando sin una licencia de conducir, en un estado bajo Comunidades Seguras, entra en un proceso complicado. Se toman las huellas digitales y se envían al FBI, para verificar su identidad. FBI notifica a ICE; la agencia emite una orden de detención y le avisa a la cárcel que no deje a la persona en libertad, antes que haga contacto en las próximas 48 horas. Si el juez estatal determina que es libre de irse, pero debe presentarse ante un tribunal en un tiempo, en ese punto la persona es entregada a ICE y la agencia toma custodia e inicia el proceso de deportación. Para implementar la nueva política, el gobierno ha emitido nuevas instrucciones para su personal en terreno.
Agrega un comentario

MÁS NOTAS