Bocados de arte en Manhattan

El chef Jesús Núñez conjuga el sabor de la comida española con una presentación muy moderna, en su restaurante Gastroarte.

Los platos de Gastroarte son una verdadera maravilla visual. A la izquierda, Vieiras Yin &Yang; a la derecha unas Costillas de Res con Col Morada.

Los platos de Gastroarte son una verdadera maravilla visual. A la izquierda, Vieiras Yin &Yang; a la derecha unas Costillas de Res con Col Morada.

Foto: Cortesía
PUBLICADO: EST Apr 25, 2012 12:15 am EST

Nueva York-Las mesas blancas del restaurante Gastroarte son los lienzos que sirven de base a las numerosas piezas de arte con sabor español, creadas por las manos del chef madrileño Jesús Núñez y su equipo de cocineros.

Gastroarte, ubicado en el Upper West Side de Manhattan, logra combinar de manera armoniosa la riqueza de la comida de España con técnicas modernas de elaboración y presentación. El proyecto de un chef que llegó a la ciudad a los 32 años de edad, persiguiendo al amor y quien, como cualquier otro inmigrante, tuvo que vencer muchos obstáculos.

"Me enamoré de una periodista de Nueva York que fue a hacer una crítica a mi restaurante de Madrid. Ella me dijo 'me devuelvo' y yo le dije 'me voy contigo'. Llegué hace un poco más de tres años y no hablaba inglés, no tenía visado, no conocía la ciudad, no tenía proyectos. Me vine con una mano por delante y una por detrás", explica Núñez, quien había sido dueño de los reconocidos restaurantes 'Polenta' y 'Flou', en la capital española.

"La gente viene aquí pensando que va a conseguir lo que ve en las películas. La realidad para mí fue ser un inmigrante ilegal, no poder salir del país, no ser contratado por no saber el idioma, mandar cientos de resumes y que nadie me llamara, no tener amigos", agregó.

Pero con el mismo empuje que lo llevó a ser dueño de su primer restaurante a los 23 años de edad, después de haber estudiado arte culinario por tres años, Núñez logró conseguir el apoyo financiero y entender el complicado proceso para abrir un negocio en la Gran Manzana. Así el 14 de diciembre del 2010 Gastroarte abrió sus puertas.

Tradicional pero auténtico

Una de las cosas que más le llamó la atención al chef Núñez es que en Nueva York la comida española se confunde constantemente con la comida hispana o latina. Algo que se propuso cambiar.

"La gente confunde lo español con lo cubano, lo caribeño, lo mexicano, lo argentino, y la comida española es de España. Tengo gente que viene al restaurante y me pregunta que si tengo tacos o que dónde está el cilantro", comenta.

Para "educar" un poco a los neoyorquinos sobre las características de la famosa comida mediterránea, Núñez quiso mantener los sabores propios de la comida española pero apostó por convertir esos sabores en coloridos y creativos platos.

"Nosotros hacemos una cocina con personalidad propia pero con raíces españolas. El arroz que servimos sabe a España aunque luzca diferente. Tomamos unas croquetas, por ejemplo, y las hacemos de erizo de mar, igual que las haría mi abuela, aunque ella las cocinaría de jamón, que también las tenemos en la carta", señala Núñez sobre el creativo menú de Gastroarte, donde los tradicionales jamón Ibérico, albóndigas y camarones al ajillo le hacen un espacio a creaciones propias, como el pato confitado con papas y huevo frito de pato o el cordero con higos y cranberries, todo llevado a la mesa de una manera muy artística.

A pesar de que sus expectativas con el cliente de Nueva York eran muy altas, señala que el restaurante se ha visto en la necesidad de bajar un poco el tono creativo para poder complacer a sus comensales, pero sin abandonar su esencia.

"Estamos consiguiendo que la gente venga a ver qué es lo que se encuentra, que venga con la mente abierta a ver qué tenemos", señala Núñez, agregando que "tampoco es que hacemos cosas locas, hacemos comida con mucha pasión y con mucho amor".

La vibra artística del restaurante se observa además en las paredes, las cuales están cubiertas de grafitis, otra de las pasiones del inmigrante español. (Al principio Gastroarte se llamó Graffit, nombre que tuvo que ser cambiado por parecerse al de otro establecimiento de la ciudad). Las imágenes que adornan el lugar son variadas, entre las que destacan una que representa al clásico matador de las corridas españolas y otra con el retrato de la mujer que hizo que Núñez dejara su país. Por cierto, la pareja sigue junta, por si tenía la curiosidad al igual que yo.

Gastroarte está ubicado en la 141 West de la Calle 69. Para información, visite www.gastroartenyc.com.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS