Giraldo en 3 y 2: Precios de saldo... rebajas de enero

PUBLICADO: EST Jan 20, 2012 12:10 am EST
ÉRAMOS TAN RICOS: Los Yanquis no dieron la talla para contratar a Yu Darvish porque los hermanos Steinbrenner creen que los jugadores deben agradecer una oferta, estar felices de que se fijen en ellos, y hasta sacrificar cosas por "jugar en los Yanquis". No llega al Bronx un solo gran refuerzo, y si es que alguno lo cree, entonces estarán hablando de Michael Pineda y Hiroki Kuroda. Un joven con todo por probar y un veterano de quien ya vimos lo mejor. BARATOS SÍ: Andruw Jones podría regresar por un año, sólo si cobra 2 millones y Eric Chávez, alguna vez "All Stars", también se queda por un año y un millón. Miserias al estilo de los Steinbrenner Bro. Inc. CASO HUGUES: Convertido en ganador de 17 juegos en 2010 y maltratado por las lesiones en 2011, Phil Hugues viene con contrato de liga menor. Una manera, ni mas ni menos, de tasarlo a la baja y pagarle un salario de hambre. JOBA Y DAVID: No son un dueto de "reguetoneros". Son dos lanzadores jóvenes de Yanquis con contrato de un año, pero con estatus de jugar en Yanquis. Y ahí podrán estar sólo porque cobra cada uno 1.6 millones por año. Lo real es que Joba Chamberlain y David Robertson en otro equipo, sin la distinción de los Bombarderos, ganarían tres veces lo que les pagan ahora a precios de saldo. GODZILLA GRATIS: Después de decir en la televisión de Japón que amaba tanto a los Yanquis que jugaría gratis, ahora Hideki Matsui suena en serio para regresar como bateador designado del equipo que dirige Joe Girardi. Mucho corazón del famoso "Godzilla", quien fue MVP de la Serie Mundial de 2009 y los Yanquis, a pesar de eso, lo echaron a la calle. Si quiere volver... será bienvenido, pero no más de un año y no más de un millón. Viene de batear .251 con 12 jonrones y 72 remolques. FACTOR DAMON: Uno de "ésos" que dejó Boston y se fue a Nueva York, y por eso es odiado y amado. El carismático Johnny Damon, a los 38 años, quiere seguir. Ya no da para jugar defensa patrullando los jardines, pero como bateador de contacto puede hacer números. Recordemos que Damon, ganador de series mundiales con Yanquis y Medias Rojas, tiene en su cuenta 2,723 hits, y con dos años más en la brega podría llegar a 3 mil para coquetearle al Salón de la Fama. Todo eso suena bonito, pero en los Yanquis de estos años no le van pagar más de 1.5 por año. Otro que suena para vestirse de yanqui, aunque sea por un puñado de dólares, es Vladimir Guerrero. JURASSIC PARK: Hablando de peloteros resistentes al paso del tiempo, para ya no hablar de viejos, regresa el zurdo Jamie Moyer, con 49 años, y se mide a una prueba con Rockies, que le dan contrato de liga menor para que demuestre que en su brazo quedan fuerzas para lanzar bolas a home. Moyer tiene 267-204 y 4.24, números respetables que debería cuidar. AQUELLA VIEJA BROMA: A menudo, en el mundo del beisbol, nos chocamos con la expresión "edad de pelotero" para darle contexto a la situación recurrente de los jugadores de beisbol de rebajarse los años. Ayer en Santo Domingo arrestaron a Fausto Carmona por poseer una identidad falsa. Hace poco el cerrador Leo Núñez, de los Marlins, estuvo aparcado en Quisqueya porque de pronto se descubrió que su nombre real era Juan Carlos Oviedo y eso asustó a las autoridades de inmigración. No olvidar que, en 2009, Vlad Guerrero decidió dar su verdadera edad y confesó en Los Ángeles que realmente había nacido en 1975 y no en 1976. El inevitable síndrome de la edad de pelotero. GRAFITTI:"Hay tal cantidad de jugadores mayores en el beisbol, que en lugar de pruebas antidopaje deberían hacer exámenes de ácido úrico". Luego la seguimos.
Agrega un comentario

MÁS NOTAS