Ernesto Cardenal gana el Premio Reina Sofía de Poesía

El premio tiene como objetivo reconocer el conjunto de la obra de un autor vivo cuya literatura constituye una aportación relevante al patrimonio cultural común de América Latina y España

El poeta nicaragüense Ernesto Cardenal en su oficina de Managua.

El poeta nicaragüense Ernesto Cardenal en su oficina de Managua.

Foto: EFE
PUBLICADO: EST May 3, 2012 9:53 pm EST

MADRID, España (AP).- Ernesto Cardenal fue distinguido el jueves con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en reconocimiento al valor literario de su obra en España y América Latina, pero el escritor nicaragüense no espera que el gobierno de su país le felicite.

El premio, en su 21ra edición, se entrega en el marco de la cooperación cultural entre Patrimonio Nacional de España y la Universidad de Salamanca y está dotado con 42,100 euros (55,360 dólares).

"Es posible que el gobierno no diga absolutamente nada, porque el gobierno es enemigo mío o yo soy enemigo del gobierno", dijo el poeta y sacerdote, ex ministro de Cultura del primer gobierno sandinista de Daniel Ortega (1979-90), el jueves en Managua a The Associated Press. Su enemistad tendría que ver con viejas pugnas con Rosario Murillo, la esposa de Ortega y actual secretaria de Comunicación de Nicaragua.

Luis Morales, codirector del estatal Instituto Nicaragüense de Cultura y quien tiene la responsabilidad de atender a los artistas, aseguró que no sabía nada del premio.

"No estoy enterado, me 'agarrás' de sorpresa. Estoy desvelado de las honras fúnebres del comandante (Tomás) Borge (el miércoles), cuando yo esté enterado podría dar una opinión. Ahorita es imposible", dijo Morales antes de colgar su teléfono móvil.

Cardenal, de 87 años, también se expresó sorprendido por el reconocimiento y dijo que siempre ha utilizado la poesía para enviar un mensaje social.

"He sido poeta, sacerdote y revolucionario, no político, pero por eso se puede decir que he (estado) comprometido, porque he utilizado la poesía también para llevar mi mensaje social, revolucionario", dijo Cardenal, quien se consideró parte de una generación de poetas "hijos de (Rubén) Darío", al que llamaban el "Príncipe de las letras castellanas".

De Cardenal también se recuerda aquella famosa imagen cuando, de rodillas, fue amonestado por el papa Juan Pablo II en su visita a Managua en 1983. El Vaticano entonces no estaba de acuerdo con la teología de la liberación de la que el poeta y funcionario de gobierno era parte.

Para el novelista nicaragüense Sergio Ramírez, el premio a Cardenal es un acto de justicia, porque "no hay poeta como él en Centroamérica, y muy pocos como él en América Latina y en España".

"Ernesto Cardenal ha sido un renovador de la poesía desde su juventud, cuando creó un estilo y creó su propia escuela, lo que se ha dado en llamar el exteriorismo", destacó Ramírez. "Es un poeta cuya obra, cambiante en cada etapa, viene a formar un todo firme, variado y esplendoroso".

Según el novelista, en este registro han encontrado cabida los temas de amor, sociales, políticos, históricos, la relación del ser humano con el universo, las ciencias y el misticismo.

"Hoy escuché en una entrevista decir al poeta español Luis de Villena que por fin se habían apartado las consideraciones extraliterarias para premiar a Ernesto. Esas consideraciones son su rebeldía permanente, la sinceridad de que hace gala al expresar sus opiniones a rajatabla, sus controversiales convicciones políticas, su también controversial posición frente a la jerarquía de la Iglesia (católica) siendo sacerdote", añadió Ramírez.

Galardonado con el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda en 2009, la extensa obra de Cardenal abarca poemas como "Oración por Marilyn Monroe", "Nuestras relaciones", "Me contaron", "La mañana", "Por qué me has abandonado", "Oráculo sobre Managua", "La galaxia de Andrómeda", "La santidad de la revolución", "En Pascua resucitan las cigarras" y una colección dedicada a los indígenas bajo el título de "Homenaje a los indios americanos".

La lista de ganadores del Reina Sofía incluye al chileno Gonzalo Rojas, el argentino Juan Gelman, el uruguayo Mario Benedetti y los españoles José Hierro y Pere Gimferrer.

El premio tiene como objetivo reconocer el conjunto de la obra de un autor vivo cuya literatura constituye una aportación relevante al patrimonio cultural común de América Latina y España.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS